Molesto con sus padres por no avisarle que lo iban a concebir

0
11

Raphael Samuel vive en Mumbai, India, tiene 27 años y una insólita idea en mente: planifica llevar a sus padres a juicio por traerlo a este mundo sin tener previamente su consentimiento.

“Amo a mis padres y tenemos una gran relación, pero ellos me tuvieron para su propio disfrute yplacer. Mi vida es maravillosa, pero no veo porqué yo debería traer otra vida al mundo y someterlo a las cuestiones de la vida y de buscar trabajo, espcialmente cuando él no me pidió existir”, señaló Samuel al sitio indio The Print.

En la misma línea, el joven de Mumbai envió un mensaje a los niños de su país: “Quiero decirles que no les deben nada a sus padres”. Aunque la mirada de Samuel en cuanto a la relación entre padres e hijos parezca algo delirante, él no está solo en su postura. Existe un movimiento que comparte la misma perspectiva de este joven llamado antinatalismo.

Los antinatalistas no tienen una mala disposición hacia los chicos o la vida, sino que simplemente creen que la criatura que no ha dado su consentimiento para vivir no debería ser traída al mundo. En otras palabras, si un niño no está de acuerdo con su nacimiento -así como a las dificultades que trae aparejadas la vida- uno no tiene el derecho de hacerlo nacer.

El Movimiento Voluntario de Extinción Humana

Samuel forma parte de una creciente comunidad “libre de niños” que se llaman a sí misma Movimiento Voluntario de Extinción Humana (MVEH) que sostiene que no deben traerse niños al mundo.

Este movimiento comparte sus ideas en Nihilanand, su página de Facebook, donde plantean mensajes como “tus padres te tuvieron en lugar de tener un juguete o un perro”, “eres su entretenimiento” o “un buen padre pone al niño por delante de sus deseos y necesidades, pero un niño es en sí mismo un deseo del padre”.

En otro de los posteos de Nihilanand, se lee: “Si un padre realmente sabe lo que es bueno para sus hijos, ¿por qué los tuvieron?”. Allí también existe una afirmación extrema: “La procreación es el acto supremo del mal”.

Comentarios

comentarios