Una  mujer de 29 años quien amaba su anillo de compromiso lo así lo protegió hasta el último momento.

En un sueño unos tipos malos querían asaltarla y quitárselo, entonces ella se lo metió a la boca y se lo trago. Cuando despertó corrió a contarle lo que había hecho entre el sueño y la vida real y de inmediato se dirigieron al hospital.

Los doctores tuvieron que hacer una gastroenterología y así fue como recupero su apreciado anillo

 

 

Comentarios

comentarios