en

No dudo al pararse de su asiento y regalarle al señor 40 pesos

México // Redacción

No cabe duda, la bondad y la inocencia de los niños nunca dejan de sorprendernos y darnos lecciones valiosas.

Adalid, un niño que cenaba tacos con su mamá, al parecer en una comunidad de Sinaloa, le compró con su dinero unos tacos y un refresco a un vendedor ambulante.

El hombre de la tercera edad llegó a una taquería a ofrecer paletas de bombón a los comensales, sin embargo, sabemos cómo ocurre esta escena tan cotidiana en la vida de los mexicanos, muchos de nosotros los ignoramos, algunos les barren con la mirada o simplemente les contestamos con un frío “No, gracias”.

Así lo relató la madre de Adalid, a través de su cuenta de Facebook, donde compartió las conmovedoras imágenes.

Con la inocencia característica de su edad, no dudo al pararse de su asiento y regalarle al abuelito 40 pesos.

Esta acción asombró bastante a su mamá, pues su hijo había ganado ese dinero jugando lotería; más asombrado estaba el vendedor, quien le ofreció de sus productos al pequeño, pero él solo contestó “Quédeselas y véndalas’’.

El cansado hombre se sentó a disfrutar la cena auspiciada por el bondadoso niño y su mamá; luego de observarle, el niño comenzó a llorar y comentó: “Mira mamá, esta cenando tan a gusto”.

Quizás no sea la cena más lujosa o el acto de caridad más impresionante, pero si todos actuáramos un poco más como Adalid, nuestra sociedad definitivamente sería muy distinta.

¿Qué te parece?

Colocado por editor

La mujer quería un decorado para ir a la posada de su trabajo

Familias de Miquihuana no padecerán ni hambre ni frío