Opinión pública

0
10
gobierno

Como “pinta” el nuevo gobierno

Por Felipe Martínez Chávez

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  Ya está en el poder. Esperemos que no salga más caro el caldo que las albóndigas, como dice el refrán  popular, y que realmente la llegada de López Obrador sea para beneficio de los mexicanos.

En sus propuestas hay cosas buenas pero también otras que no convencen y algunas de plano se ven irrealizables al surgir al calor de las campañas.

Muy cierto que a la administración federal ya le hace falta una fuerte sacudida para reducir (¿acabar?) sobre todo la corrupción, elevados sueldos y privilegios de la alta burocracia. Algo urgente que ya no soporta el país. El erario se va en gasto corriente en lugar de inversión.

Pero también hace falta acabar con los privilegios sindicales, algo en lo cual Don Peje no parece tener intención.

No se puede ocultar que los gremios de Petróleos Mexicanos y  Electricistas, entre otros, son un lastre para el pueblo. Cada año millones de pesos van aparar a las cuentas de corrupción de los líderes. Eso necesita acabarse también de tajo.

¿Cambio de sistema? ¿cambio de estructuras? ¿dictadura del proletariado? Está demostrado que la economía de Estado no es buena. Las naciones se han apartado de manejarla directamente para dar paso a la iniciativa privada. Zapatero a tus zapatos, como se dice.

¿Qué esperamos los tamaulipecos del nuevo gobierno? Por ahora no mucho directamente a no ser que la reducción del IVA y el ISR , aumento del salario mínimo al doble y la declaratoria de “zona libre” comercial en la frontera, a lo cual la inmensa mayoría nos preguntamos ¿y eso es bueno o es malo?.

Hay el riesgo de convertir a la región en un paraíso fiscal de empresas domiciliadas ahí pero que realizan sus operaciones en otras partes de la República. Tendrían que imponerse candados. Aparte, el resto del país no puede financiar a los fronterizos.

Lo de los sueldos. Por decreto no se puede imponer un salario mínimo, cuando las principales fuentes de ocupación son las maquiladoras. Se van a trasladar a otro país en que gasten menos.

Si hay zona libre todos vamos a querer vivir allá. De por sí, por sus maquiladoras, ya es un polo de atracción de los desocupados que vienen del sur en busca de fortuna o se anclan ahí porque no pueden cruzar ahacia los Estados Unidos.

Hay un hartazgo social hacia los partidos PRI y PAN que no fueron capaces de  resolver los grandes problemas nacionales como el de la inseguridad, que nos cala hasta el alma (extorsiones, secuestros, asesinatos).

No va a acabar con la inseguridad ni con el desempleo, ni veremos crecimientos económicos mayores, pero el señor es la esperanza del pueblo mexicano.

Quieren, queremos  los tamaulipecos como todos los mexicanos que con López Obrador las cosas mejoren.

Surge como último recurso de los desposeídos, las clases populares, las bases alejadas de las decisiones políticas que pretenden un cambio radical, algo más que llegue a su mesa o sus bolsillos.

Tampoco acabará con la corrupción e impunidad pero se le reconoce el esfuerzo de crear Leyes que las combatan. Va a necesitar mandar al bote –inmediatamente- a varios funcionarios  o ex funcionarios, senadores, diputados, alcaldes y hasta Gobernadores. Solo así puede ganar credibilidad.

El uno de diciembre no es el parteaguas de la nueva República, de la bondad de los mexicanos. Requiere trabajar con mano dura para poner escarmientos.

Por lo pronto  Tamaulipas ya contribuye con su granito de arena. Del tres al nueve de diciembre se realizará la Semana  Estatal Anticorrupción y, como señala el legislador Joaquín Hernández Correa, la corrupción es una costumbre milenaria que no puede acabarse tan  fácilmente sino con el  apoyo de la sociedad.

El Gobernador  Francisco García Cabeza de Vaca felicitó al nuevo Presidente de México, le deseó éxito en la encomienda y le dijo que en  Tamaulipas “queremos lo mejor para México y fortaleceremos la coordinación para asegurar el progreso y desarrollo de nuestro país y estado”.

Ya veremos como “pinta” el nuevo gobierno.

Aunque van a tardar, son esperados los representantes del  pejismo en las dependencias federales. Son grupos muy diversos que de antemano se disputan las posiciones.

Por ejemplo, ¿qué tanto le ayudan al senador Américo Villarreal las palabras que en los eventos del arranque de la Cuarta Transformación pronunció en su favor el pastor Ricardo Monreal?.

-Muy buen senador, de primera, leal al movimiento, capaz, talentoso, pareciera que desde hace muchos años ha sido senador.

Prácticamente lo “destapó” para lo que sigue, pero aquí y en China, el señor  Monreal no goza de muy buena fama. Ha sido un pandillero de la política y “chapulín” partidista.

También en redes, el conocido como JR se deja querer respecto a que es el futuro candidato de Morena al gobierno del Estado “porque no hay más”.

En los meses siguientes seguiremos conociendo de este tipo de comentarios y la virtual guerra por el futurismo.

Por otro lado ya tenemos a once aspirantes que buscarán llegar al Congreso del Estado por la vía independiente en el 2019. Es lo que dicen porque, en los hechos, va a estar cañón que alcancen los votos suficientes para cobrar, que es lo que más interesa.

Ellos son, hablando de precandidatos propietarios: Leonardo García Vera Huerta, distrito 6 Reynosa; Kelvin Castillo Garza, distrito 14 Victoria; José Martín  Reséndiz Covarrubias, 18 Altamira; Irma Gisela Aranda Benavides, 10 Matamoros; Reynol Emanuel Sánchez Jaramillo, 20 Madero; Hugo Enrique Ontiveros Espinoza, 21 Tampico; Octavio Almanza Hernández, 2 Nuevo Laredo; Luis Rodolfo Martínez Camacho, 01 Nuevo Laredo

José Alfredo Gómez Hernández, 15 Victoria; Francisco Román Partida García, 19 Miramar (Madero); Leticia Aideé Silvia Contreras Zarazúa, 20 Madero.

Por otro lado, bueno que al alcalde victorense Xicoténcatl González Uresti ya esté destinando 12 mil  400 pesos mensuales de su sueldo a becas para estudiantes de escasos recursos. Es lo que necesitan hacer los alcaldes todos en lugar de embuchacarse lo que pueden.

Comentarios

comentarios