Opinión pública

0
19
llego

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Dicen que llegó la solución. Parecen haber intervenido altos funcionarios de la Cuarta Transformación.

El asunto se les estaba saliendo de control. Algunos militantes protestaron con pancartas en las oficinas del CDE de Morena. En el fondo hay una “mano negra” que mece la cuna.

La manzana de la discordia: El segundo lugar de la lista plurinominal asignado a José Antonio Leal Doria, presidente del Consejo Estatal y único dirigente que hace chamba y conoce de política.

Sabemos que cada partido y equipo acomoda sus fichas, sea de izquierda o fifí.

Si alguien tiene trabajo partidista o pejista, en Tamaulipas, ese es Leal Doria. A falta de un auténtico presidente estatal (el profesor Enrique Torres Mendoza vive el sueño senil), en los últimos años ha sido el virtual dirigente encargado de la talacha.

Nadie le puede negar méritos a Doria. Si no es tarea de su competencia la desempeña sin protestar. A cambio no ha recibido más que la suplencia de Edelmiro Santiago Santos Díaz, plurinominal de la segunda circunscripción, Nuevo León.

Como todos los morenistas, primero militó en el PRD y, cuando Los Cuchos traicionaron al pejismo, los auténticos se fueron con López Obrador a integrar la nueva organización que seis años después los llevó a la Presidencia de México.

Hace 18 años, en el proceso eleccionario del 2001, José Antonio encabezó la planilla perredista a la presidencia municipal de Hidalgo para “abrir camino” en su tierra natal.

En apariencia le ganó el “golondrino” Jesús Villanueva Perales, pero fue él, Doria,  como abogado, el que impugnó la falta de arraigo del priísta, provocando que el TRIFE lo echara abajo y en su lugar llegó Juan Linares Reyes.

Entre 2004 y 2005 ocupó la presidencia estatal del amarillo y un año después participó en la primera campaña de AMLO. Siempre al pié del cañón en la batalla por sus ideales.

Integrante de las sucesivas mesas directivas, en 2007 le tocó vivir la época negra de Miguel Angel Almaraz y Francisco Chavira Martínez.

Ocupó el cargo de secretario de organización del CDE y también representante ante el IETAM en varias ocasiones.

Para diciembre del 2010 lo tenemos como secretario de Asuntos Electorales del Partido. Era presidente el ex regidor neolaredense Osvaldo Valdez Vargas.

En octubre del 2015 Toño se convierte en presidente del Consejo Estatal de MORENA, al lado de Enrique Torres que asume el comité ejecutivo en sustitución del fallecido Laurencio García García. Terminaban su ciclo en 2018.

Desde entonces ha llevado sobre sus espaldas el trabajo del morenismo ¿no tiene derecho a una plurinominal?, es la pregunta de sus partidarios.

Saben que Leal Doria es el autor de la coalición que los llevó a conquistar las diputaciones federales junto con seis alcaldías en el 2018, sin olvidar la fallida con el PT en el 2019.

Con función de “todólogo”, también es el responsable jurídico del partido. Se le deben éxitos en los tribunales.

Pues bien, el hombre es acusado de cambiar, por “los suyos”, la lista plurinominal de aspirantes a diputados.

Es infantil pensar que no lo sabía el comité nacional. Nadie se manda solo y, el registrar, no era su función sino la del representante ante el Instituto Electoral.

La “mano negra chilanga” va más allá del abogado por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El objetivo general es descalificar todo el proceso de selección de los candidatos. Exigen detalles del sistema de encuestas que presuntamente encaminaron a la designación, llamadas telefónicas, las preguntas y las respuestas que hizo la empresa del sondeo o que realizó personal del propio Morena.

El divisionismo se ahonda. Si no se reorganizan y mantienen la unidad sufrirán las consecuencias el dos de junio.

Pero algo pasó a media mañana. Alguien de “muy arriba” intervino.

Después de varios días de acusar y descalificar, el cargamaletas Alejandro Rojas Díaz Durán dobló las manos y pidió perdón a su enemigo.

Primero acusó con índice de fuego a Doria como presunto usurpador del segundo lugar de las pluris. Luego, desde Aguascalientes este mismo jueves mandó mensaje disculpándose.

Anda en precampaña por la dirigencia nacional.

En su mensaje le pide “una disculpa pública que espero la aceptes porque yo también me equivoco”, y agrega que (Toño) merece el escaño como también el profesor Torres Mendoza (dirigente estatal).

Por el tono de Rojas hacia Leal, “te aprecio, de admiro y respeto”, es de suponer que intervinieron instancias nacionales, posiblemente desde la Secretaría de Gobernación.

En otros asuntos, ya están los primeros informes de gatos de precampañas de candidatos partidistas. Menos mal que fue poca lana. El PAN echó la casa por la ventana con 507 mil chuchos que utilizaron 24 precandidatos; el PRI reportó 198 mil del águila de once suspirantes, en tanto que el Movimiento Ciudadano dijo al INE que ingresó y gastó casi los 96 mil.

Cosa rara: El PRD ingresó 21 mil varos pero se quedó con ellos. No los gastó ¿tendrá que devolverlos?.

Este viernes el INE gerencia Tamaulipas tiene ceremonia de destrucción de credenciales de elector. Son documentos no recogidos por los interesados. La cita es a las doce del día en 17 Rosales.

En ciudad Victoria el Rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández presidió la Cuarta Reunión Ordinaria del Colegio de Directores, efectuada con el fin de dar seguimiento a las propuestas para mejorar el desarrollo institucional de la casa de cultura. Asistieron los directores de las 26 dependencias educativas, unidades académicas, facultades y escuelas.

 

El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se hallaba en Nuevo Laredo, donde presidió el jueves el inicio de operaciones del World Trade Center de aquella ciudad, una institución que facilitará las conexiones de negocios internacionales además de generar intercambios culturales, turísticos y económicos con otras regiones del mundo.

Es el primer WTC en Tamaulipas y el número 13 en México.

 

Comentarios

comentarios