Palmillas, Tamaulipas.-

Tal pareciera que la firma del convenio de colaboración firmada por los alcaldes y alcaldesas del altiplano, entre ellas la presidente de Palmillas la señorita Laura, fue como un llamado a misa, ya que por una oreja le entró la invitación del contralor Lic. Mario Soria Landero de que cumplan con la Ley de Transparencia, y por la otra dejó que el viento se llevara hasta los confines de la sierra de llamado y firma del convenio para que como alcaldesa cumpla con la Ley de Transparencia e Información.

Ya que en la información de transparencia del municipio de Palmillas se está dando la opacidad al no informar la señorita Laura en que rubros se está gastando los recursos que aterrizan a las arcas municipales.

Además de que existen muchas quejas en el sentido de que ciudadanos y autoridades no gubernamentales le han solicitado la infurción de transparencia a la alcaldesa de Palmillas, la cual no contesta al desconocer por completo la ley suprema de la patria como lo es la Constitución General de la República y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información como lo es el ITAIT

Por lo cual muchos ciudadanos consideran que la señorita Laura es una primitiva que no sabe que su cargo de presidenta municipal está contemplado en la constitución y por ser servidora pública debe dar a conocer la transparencia de los recursos que ahí aterrizan para la ejecución de diferentes obras de beneficio para el pueblo de Palmillas.

Pero la señorita Laura se pasa por “el arco del triunfo” la constitución y leyes que de ella emanan al mantener la opacidad en la gestión pública, en realidad es una alcaldesa palurda, es decir que tiene una escasa educación y una primitiva formación cultural, es decir que no sabe comportarse con elegancia y buenos modales en público, por lo que sólo representa una vergüenza para los palmillenses.