en

PODER POLÍTICO

Ciriaco Navarrete Rodríguez

Quienes se fueron, sólo se nos adelantaron

Agradezco la sugerencia de quienes desean conocer mi razonamiento cultural de la vida y su final, que es la muerte, porque se trata de una temática totalmente realista y profundamente sentimental, de tal manera que la vida, a todos, nos concede gran variedad de sorpresas, unas satisfactorias, y otras tristes, pero nosotros somos los protagonistas que las disfrutamos o que las padecemos.

Es el amor a nosotros mimos, y a nuestros semejantes, la fuente vital de nuestra existencia y subsistencia, y en franca coincidencia con el gran sosiógo norteamericano Morrie Shuwartz, quien durante su larga enfermedad y casi agónico se dio tiempo para expresar testimonio sobre la vida, la amistad y el amor.

Esa importante concepción sociológica se encuentra en el libro titulado “Martes con viejo profesor”, cuyo título en el idioma inglés, fue “Twesday With Morrie” fue escrito por su exalumno Mich Albon, y publicado en México en el año dos mil, por la editorial Océano Maeva.

En días recientes conmemoramos, con nuestros recuerdos y ofrendas, a nuestros muertos, que en realidad son quienes sólo se nos adelantaron en camino que conduce al desconocido “más allá de la muerte”, esa realidad me hizo recordar la concepción de familia que nos legó Morrie Shuwartz, porque en coincidencia con ese eminente sociólogo norteamericano, todos los humanos debemos valorar a nuestra familia como lo más importante de nuestra existencia.

Porque si no tenemos el apoyo, el cariño, y la dedicación que nos ofrece la familia, estaríamos en el oscuro túnel de la soledad; lo cual implica, que el amor familiar, tiene y debe tener una suprema importancia, la cual implica el sagrado compromiso de amarnos los unos a los otros, o morir de tristeza, como sabiamente lo señaló Morrie Shuwartz.

Lo igualmente cierto es que “sin amor, somos como pájaros con las alas rotas”, porque debemos saber que nuestra familia, estará siempre con nosotros, y además, hay que saber que nada en el mundo, a ningún precio nos podrá dar el amor familiar, porque eso no se puede pagar con dinero, con fama, ni con el trabajo, porque el amor, por propia naturaleza, es el más grande valor universal.

Morrie Shuwartz, en su lecho casi agónico, decía que en el final de la vida, como lo fue su caso personal, los hijos no deben suspender sus labores de subsistencia, porque eso los conduciría a que todos terminaran enfermos, y sin recursos económicos para subsitsir, a excepción de aquellos hijos que viven de sus negocios.

Esa es la manera de demostrar respeto al respectivo mundo de los familiares sanos, y amorosos, también es cierto que no encontraremos una experiencia más grata, que la de tener hijos, aseguró Morrie Shuwartz pues esa es la más grande de las satisfacciones que debemos entender, las madres, y los padres de familia.

Las madres y los padres de familia, dijo el sociólogo norteamericano, debemos ser completamente responsables, porque los hijos no son cosas desechables, son seres humanos a los que siempre debemos amar, y estrechar con profundos lazos cariñosos y muy ligados al compromiso irrenunciable de apoyarlos para el correcto y adecuado desarrollo integral de su personalidad.

Morrie Shuwartz, a sus 68 años de edad, era un anciano que estaba recibiendo atenciones como un niño, pero es seguro que tenía una mejor visión de la vejez, y y el mismo precisó que ser joven no es un estado de felicidad plena, pues aseguró que conoció jóvenes tristes que estuvieron al borde del suicidio, lo cual demuestra que los jóvenes no son sabios, y tienen un entendimiento, muy limitado de la vida, y sin embargo hay algunos que aferran a una creencia contraria a esa realidad de jóvenes inexpertos.

Eso explica el hecho real, de que el envejecimiento, no sólo es decadencia física, pues también es crecimiento en materia de sabiduría, porque es mucho más importante que ese pensamiento negativo de saber que vamos a morir en algún momento, lo cual resulta ser un factor positivo, porque tenemos conciencia de la muerte que a todos nos va a llegar.

Pero es muy importante evitar algún deseo de querer volver a ser jóvenes, porque las personas que piensan en eso, van a ser siempre infelices, porque de cualquier manera y en cualquier momento, la muerte nos llegará.

Esa realidad, es una verdad irrefutable que todos olos humanos debiéramos tener en cuenta todos ,los días de nuestra existencia, como el mismo Morrie Shuwartz lo aconseja, porque de esa manera aseguro el eminente sociólogo norteamericano, le tendremos más amor a la vida y a nuestros semejante.

Finalmente, y de manera muy especial, me dirijo a todos mis amables lectores, para expresarles mi gratitud por el elevado aprecio que le conceden a mi trabajo editorial, y también les agradezco sus amables y muy valiosas sugerencias, y por eso mismo les aseguro que a pesar de mi avanzada edad de 76 años cumplidos, me comprometo a seguir escribiendo y difundiendo los saberes verdaderos, cuyo valor es universal…Gracias, muchas gracias.

E ´mail: ciriaconavarrete_1941@yahoo.com.mx

Facebook: Ciriaco Navarrete Rodríguez

¿Qué te parece?

PODER POLÍTICO

La CTM en Oaxaca levanta bloqueos