La dinámica migratoria derivó hoy hacia un tema delictivo, luego de que el canciller Marcelo Ebrard Casaubón expusiera detalles sobre el “rescate” de 791 migrantes que eran trasladados en cajas de tráileres durante operativos el domingo en el estado de Veracruz.

Según el canciller, el operativo habría representado una actividad delictiva por el orden de 69 millones de dólares, ya que cada uno de los centroamericanos pagó entre 3 mil 500 y 5 mil dólares.

En la conferencia de prensa que cada mañana encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller anticipó que por la gravedad de las condiciones en que eran trasladados, por ejemplo, con 150 menores de edad en vehículos inapropiados, se procederá contra los transportistas.

En el operativo participaron agentes del Instituto Nacional de Migración (INAMI), la Policía Federal y la Gendarmería Nacional.

Añadió que a través de los años este tipo de actividades delictivas han sido toleradas por las autoridades mexicanas que cobran “comisiones” por el trayecto en México y, por lo tanto, será la Fiscalía General de la República la que determine quiénes están involucrados.

Resultado de imagen para marcelo ebrard

Los detalles de la operación fueron dados a conocer como el asunto “más relevante” del tema migratorio el fin de semana, en el contexto del informe que el titular de la secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expuso como parte del cumplimiento del plan para frenar el flujo migratorio comprometido el pasado 7 de junio con el gobierno estadunidense.

El despliegue de la Guardia Nacional, así como de los agentes del Instituto Nacional de Migración se concretará esta semana en la frontera sur, adelantó el canciller.

Además, dijo que las acciones previstas para la frontera norte, respecto a la atención de personas expulsadas de Estados Unidos que esperan respuesta a su solicitud de asilo, estarán operando a plenitud esta misma semana a cargo del subsecretario del Trabajo, Horacio Duarte.

Con información de proceso