Polvorín

0
52

José Ángel Solorio Martínez

Las redes fantasmas de Enrique Meléndez…

La simulación y las negociaciones bajo la mesa, llegaron a MORENA en Tamaulipas, más pronto de lo esperado. Enrique Meléndez, ex dirigente del magisterio tamaulipeco y comisionado por el magisterio nacional para articular una red de vigilancia en las más de 5 mil casillas de la entidad, falló.

Falló, porque fingió.

Falló, porque se rumora que cobró por hacerse el somnoliento en el proceso electoral del 1 de julo.

Falló, porque entregó cuentas alegres a sus superiores.

Parte de la crisis poselectoral que vive Tamaulipas, es gracias a Meléndez.

Mintió, traicionó y dícese, robó.

¿Es eso lo que MORENA requiere para la construcción del nuevo sistema político tamaulipeco?..

No.

Ni lo mande Dios.

Las Redes Magisteriales Progresistas de Meléndez, se hicieron de la vista gorda en Reynosa, Nuevo Laredo, Victoria, Mante, Tampico, Altamira, Matamoros, Río Bravo y Madero.

Cierto: los viejos trucos en las urnas repitieron.

Como es cierto, que en parte fue responsabilidad de los representantes de casilla, no minimizar esas estrategias que parecen parte de la cultura política de algunos tamaulipecos.

Engrandece la actitud aviesa del ex dirigente del magisterio tamaulipeco, su afirmación de que estaban al cien con Andrés Manuel López Obrador. En Nuevo Laredo, se replegaron para abandonar más de 300 casillas; en Reynosa, se hicieron de la vista gorda en más de 400 casillas; en Río Bravo, peor: abandonaron a su suerte a su candidato a diputado federal cuando por varios centenares de votos iba adelante; en Matamoros, sólo la ola fenomenal de AMLO salvó al candidato electo y en el sur, la falsedad de los representantes de Meléndez mostraron su rostro complicidad.

Parte de la culpa de Meléndez, echó por la borda el éxito de al menos tres candidatos a diputado federal: Nuevo Laredo, Río Bravo y Ciudad Victoria.

No es el ex dirigente magisterial, absolutamente responsable de esas fallas. Los candidatos, también colaboraron; se tiraron a la hamaca a esperar el fenómeno AMLO y fueron incapaces de invertir los más modestos recursos para ganar. Ni metieron pesos a la campaña, ni le metieron pasos a la contienda.

Para qué dar nombres.

(Ahora muchos, querrán inscribirse en la lista de posibles delegados federales en la entidad presumiendo esfuerzos y trabajos inexistentes).

Su derrota, dio fe de la estatura de su liderazgo social en las microrregiones del estado.

MORENA, debe realizar un ejercicio autocrítico, serio y profundo.

Desechar lo que no sirvió.

Y promover, lo que operó…

Comentarios

comentarios