PRD se suma a favor del aborto

0
27

El PRD en el Senado presentó una iniciativa para modificar el artículo 1 de la Constitución, por la cual se busca garantizar el derecho al aborto, a una muerte digna y al libre desarrollo de la personalidad.

La senadora Leonor Noyola presentó a nombre de su bancada la iniciativa, la cual busca garantizar estos tres derechos. En la exposición de motivos, Noyola dijo que el derecho al libre desarrollo de la personalidad es la capacidad que tienen todas las personas a decidir de manera libre, por lo que “es una de las manifestaciones más importantes de la dignidad humana”. Explicó que la Suprema Corte considera que éste es “un derecho absolutamente fundamental; base, condición y del cual se desprenden todos los demás derechos, en cuanto son necesarios para que los individuos desarrollen integralmente su personalidad”. En cuanto al aborto, el PRD consideró que la Constitución debe reflejar las resoluciones de la Suprema Corte en las que se estableció que no se considera un delito el aborto antes de las 12 semanas de gestación.

“En la Ciudad de México y en varias entidades federativas se estableció en sus códigos penales locales dicha disposición. Sin embargo, a nivel federal, y en algunas entidades federativas aún sigue sin establecerse la despenalización del aborto”, dijo. Por ello, dijo que la Constitución debe garantizar el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, pues “constituye un principio fundamental para el desarrollo de las personas en nuestra sociedad”. La iniciativa propone incluir en el artículo 1 constitucional que “no será punible la interrupción libre del embarazo cuando se realiza antes de las 12 semanas de gestación. Las Instituciones de Salud del Estado garantizarán la atención y protección de las mujeres que ejerzan este derecho”.

Sobre el derecho a la muerte digna, consideró que las personas tienen derecho a decidir cómo morir “cuando la vida ha dejado de tener las condiciones mínimas adecuadas y suficientes para considerarse como una vida digna”. Sin embargo, precisó que la muerte digna no es equiparable a la eutanasia, pues “se trata de un derecho que comprende tanto cuestiones clínicas y médicas, como financieras, económicas, administrativas e incluso de integración social.”

 

Comentarios

comentarios