“Propiedad pública”: Arnoldo Huerta Rincón

0
38

Por: Arnoldo Huerta Rincón

“Cuando alguien asume un cargo público,  debe

considerarse a sí mismo como propiedad pública”

-Thomas Jefferson

 

Desde hace tiempo soy seguidor de la serie “Billions”, la cual trata de un Fiscal en Nueva York que busca encarcelar al mejor manejador de fondos de inversión, el cual es multimillonario, por considerar que sus actividades son ilícitas y riesgosas. Lo que más me gusta de esa serie, es el aprendizaje que deja, las estrategias políticas, legales, psicológicas y mercantiles que realizan sus protagonistas para lograr sus objetivos. El capítulo 5 de la temporada 1 (llamado The Good Life) Chuck Rhoades dice: “This is America, not France. People think Noblesse Oblige is a new entre at Oliver Garden”; llamándome la atención esa frase, por lo que dispuse a investigar que significaba.

Al indagar en la red sobre noblesse oblige (es español nobleza obliga), me topé con un documento que señalaba que esa frase se la atribuían a un romano de nombre Boecio, el cual decía que se debe poner en necesidad a los de noble linaje a que se esfuercen a seguir la virtud de sus antepasados, como honrar su nivel con el ejemplo.

Por otra parte, también encontré en términos más actuales, que ese dicho, originalmente en latín, lo que infiere es que una persona que tenga poder o capacidad de mando y dirección tiene la obligación a usar eso para ayudar a los demás, en otras palabras, que uno debe actuar de acuerdo al nivel que tiene; relacionado al servicio público, mientras más arriba estén, están mayormente obligados a ejercer  el servicio público que brindan de mejor manera y con honestidad. Es decir, el poder, el prestigio y/o el capital económico siempre deben aparejar como consecuencia una serie de responsabilidades superiores.

Ahora bien, me viene este tema tomando en cuenta el próximo inicio del sexenio presidencial y las medidas que ya ha anunciado el Presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador. Entre sus propuestas, se encuentra la de bajar el sueldo de altos funcionarios públicos (entre ellos el suyo), así como aplicar diversos planes de austeridad, lo cual suena bien, pero, ¿esto es la solución a los problemas?

Sin duda se deben terminar los excesos y los abusos al herario nacional; las reducciones económicas a los servidores públicos son buenas también, siempre y cuando esas reducciones se deban a lo estratosférico que son algunos salarios, prestaciones y/o beneficios de los que gozan; sin embargo, la nobleza obliga significa el compromiso de actuar conforme a derecho, buscando lo justo y el beneficio a la sociedad, pero también tenemos que tener claro que a mayor responsabilidad, mayor debe ser el sueldo. Lo primordial para mí, más que la reducción de sueldos y/o prestaciones, es la eliminación del abuso del poder, el tráfico de influencias y las actividades ilícitas relacionadas con la función pública, como tanto se criticó en el Gobierno Federal saliente, eso es el pilar fundamental y el mayor reto que tiene el próximo Presidente de la Nación, que no falle con la erradicación de la corrupción; el tiempo es lo único que nunca se equivoca y nos dirá si cumplió el nuevo mandatario con eso o no.

FUERA DE LUGAR… Ya casi termina el sexenio de EPN y al parecer, #sedice, ya culminará la PGR su investigación en contra de Emilio Lozaya (PEMEX) y compañía por el Caso Odebrecth en México; a ver si no nos salen con otra “Elba Esther”, un procedimiento jurídicamente mal encaminado.

RECOMENDACIÓN SEMANAL: La tercera temporada de la serie “Billions” es muy buena, Paul Giamatti (en su papel de Chuck Rhodes, el Fiscal neoyorkino) no deja de sorprender con su actuación, y su personaje con su capacidad manipuladora y estratégica.

Twitter: @arnhuerta

Correo: serydeberser@gmail.com

Comentarios

comentarios