La pregunta de la ciudadanía Güemense, es que se hace poca obra social y de infraestructura urbana con los poco más de 6 millones de pesos mensuales que  transfiere la federación y el estado a las arcas del municipio.

Lo anterior se desaprende de lo estipulado  en el presupuesto de egresos de Güémez,  Tamaulipas, para el ejercicio fiscal comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre del año  2019,  cuyo monto  es del orden de los 71,575,296.00. A la fecha han aterrizado a la presidencia municipal a comento, más de 50 millones de pesos, cifra que no se ve reflejada en obras de gran  impacto.

Lo único que ha trascendido en esta municipalidad es que Ley de Transparencia y Acceso a la Información es letra muerta.  Está plenamente comprobado que  existe una supina opacidad en Güémez, ¿será a caso que el alcalde  Luis Lauro Reyes Rodríguez, no  quiere que la ciudadanía se entere en  donde aplican los recursos que aterrizan al municipio?  mismos que  son producto de los impuestos que pagamos los mexicanos.

A once meses de haber iniciado la administración que preside Reyes Rodríguez, se ha confirmado  que no cuenta con un portal de transparencia que sirva para despejar las dudas de la ciudadanía,  además de informarse de lo que están haciendo las autoridades municipales  con los dineros de los Güemenses.

Por interposición de este medio y, a ruego de algunos ciudadanos del municipio en cuestión se solicitó, apoyados en la normatividad vigente del Instituto de Transparencia y Acceso a la  información, ¿cuánto dinero se le trasfiere del estado de Tamaulipas y la federación, para hacer que funcionen con eficacia todas las aéreas del gobierno municipal?  ¿En que otros rubros  se invierten ese numerario?  y, no hubo respuesta alguna del ayuntamiento, lo  que aumenta las dudas de la honradez  con que se maneja los recursos la administración 2018-2021.

Lo sorprendente es que el partido Morena  tiene por guía la honradez acrisolada del Benemérito de las Américas Benito Juárez García, quien decía que:  …”No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No se pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala” sic.
Y abundaba el coloso de Gualatao..”Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad”…sic.

Si  el alcalde de Güemez  es fiel a la línea moral y honorable que  enarbola la 4. T. luego entonces, si debería decirle a la sociedad que representa, cuando verdaderamente gana como edil, ya que  los márgenes  de la  remuneración que puede percibir  según el presupuesto de egresos para el 2019 oscila entre los 30 y los 55 mil pesos  ¿será a caso que cobra el máximo tolerable por normatividad ?.

Como referencia en la misma disponibilidad del presupuesto para el ejercicio del presente año el alcalde de Ciudad Miguel Alemán Tam; quien dirige un pueblo con una población de más de 30 mil habitantes,  el mínimo que podría cobrar por su trabajo edilicio es del orden de los 16 mil, y  máximo 30 mil pesos, mientras que  el munícipe de Güemez,  con una población del orden  de los 14 mil habitantes su percepción en 30 mil pesos y con tope de 55 mil.

Quizá por ese súper sueldo, en Güemez este proscrito el portal para la transparencia y la rendición de cuentas, porque se podrían dar cuenta en la federación que un edil de un pueblecito de 14 mil habitantes, gana la mitad de lo que cobra el presidente de la Republica  Andares Manuel López Obrador  (108 mil pesos) y   representa a 130 millones de mexicanos.