El que fuera por casi 25 años el instructor de la banda de guerra de la preparatoria popular Tula y que tras un terrible accidente de cuyas heridas no pudiera recuperarse, Mario Isidro Cantero Medina fue homenajeado con grandes muestras de cariño y respeto

Sus restos fueron llevados, desde su casa el plantel educativo al cual asistía y, al final, al panteón municipal, en todo momento acompañado por familiares, amigos ex alumnos y 3 bandas de guerra de la Secundaria Alberto Carrera Torres, del Tecnológico de Cd. Victoria Campus Tula y de su querida Preparatoria Popular Tula que en todo momento acompañaron el cortejo fúnebre.

Mario Cantero, el instructor de la banda de guerra de la Escuela Preparatoria Tula fue despedido entre aplausos y lágrimas por sus compañeros, quienes le hicieron un homenaje póstumo en su querida institución.

Ahí su director el Prof. Roberto Contreras le dedico unas palabras destacando su entrega, entusiasmo y compromiso con esta su institución, al momento que por la familia su hermano el Lic. Ramiro Cantero agradecía conmovido las múltiples muestras de cariño y respeto por su hermano, quien hasta el último día de su vida estuvo preocupado por la presentación que le tocaba realizar su banda de guerra, sus búhos de la preparatoria Tula.

Con la presencia de un nutrido número de ex compañeros de la Secundaria generación 88, miembros fundadores de la primera banda de guerra que existió en la preparatoria Tula, amigos entrañables que en la existencia física de Mario Cantero hizo

En el camino a su última morada, las bandas de guerra de su tan querida escuela y de la secundaria y tecnológico le acompañaron al cortejo fúnebre. Una infinidad de personas, entre ellos un gran número de estudiantes de la preparatoria, escuela donde trabajo por más de 20 años, iba en apoyo a la familia; en tanto, en una caravana que fue en todo tiempo acompañado por los toques del tambor y un dos de diana que tanto le gustaba al Profe. Cantero.

Por momentos los jóvenes de la banda se les notaba se quebraba perdían el paso, pero fue más el afecto a su querido instructor que les dio fuerza para acompañarlo hasta el panteón musical y con la presencia de su familia fue despedido con acordes de trompeta y tambor que tanto le gustaban, tanto le enorgullecían y tanto le hicieron feliz en su vida.

Mario Isidro Cantero Medina fue descrito por sus compañeros y amigos como un ser humano de excelencia, amigo, comprometido, responsable, símbolo de la prepa Tula, “se preocupó por hacer de nuestra comunidad escolar un mejor lugar”, afirmaron. Tras un fuerte aplauso terminó la ceremonia, en su última morada el Profe. Cantero fue despedido en una emotiva, espectacular ceremonia con la que despidieron al profe Cantero con globos blancos, redoble de tambores y la tristeza de ver partir a un gran amigo al más allá.

Comentarios

comentarios