Nuevo Laredo // Tamaulipas

Cinco integrantes de una familia que residía en una vivienda ubicada dentro de una ranchería, al extremo poniente de Nuevo Laredo, fue rescatada del intenso frío por oficiales operativos de Protección Civil y Bomberos.

La familia padeció las bajas temperaturas que oscilaron durante esta mañana y tarde entre los 2° C y 3° C, con sensación térmica de – 3° C, además de que no pudieron salir ante lo inaccesible del terreno.

Oficiales recibieron un reporte del 911, en el que se informaba sobre una familia sin poder salir de su casa, debido a la baja temperatura y lo inaccesible del lugar.

Los socorristas se trasladaron hasta el kilómetro 8 de la Carretera a Piedras Negras, hacia el río Bravo, donde después de casi una hora entraron hasta el rancho propiedad y auxiliaron a la familia.

“Se vino el frío, las ventanas están rotas, el techo dejaba pasar toda el agua, la única puerta tiene un hoyo y por ahí pasaba el frío”, narró Julio César.

Comentó que pasaron toda la noche con frío y fue ya en la mañana cuando decidieron pedir auxilio, ya que al tratar de salir del rancho, no pudieron porque al haber estado lloviendo, no se podía ni caminar.