Habitantes del ejido Felipe Ángeles, están molestos con la manera de proceder de las Servidoras de la Nación Josefina Tejada Zamarripa y Juana Sustaita de Vargas, las cuales se están desempeñando como Servidoras de la Nación, en donde por no cumplir con sus obligaciones al no hacer bien su labor les están pagando  muy buen dinero.

Muchas personas se encuentran molestas y se quejan de que estas dos señoras vividoras del sistema federal no les avisan las fechas en que aterrizan los pagos del gobierno de la cuarta Transformación que preside Andrés Manuel López Obrador, tampoco los invitan a los proyectos de beneficio social y si lo hacen son para unas cuantas personas de sus preferencias, además de que están condicionándolas a que se les va  hacer el pago del dinero siempre y cuando jalen por la causa del partido en poder Morena al más viejo estilo priista,  siendo que el propio presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que los apoyos de su gobierno no se debe de condicionar.

Es una injusticia la que están cometiendo las Servidoras de la Nación Josefina y Juana al decir que no hay dinero, que no han llegado los apoyos federales, siendo que la gente ya está enlistada en los beneficios como a los adultos mayores, en las becas Benito Juárez, en los apoyos a mujeres discapacitadas, de madres divorciadas y abandonadas, de Jóvenes construyendo el futuro,  ya que los condicionan a que ingresen a las filas del partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)

Cabe hacer mención que la Señora Juana Sustaita de Vargas, tiene una papelería en el ejido Felipe Ángeles y ahí tiene enlistada a toda su parentela dentro del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, pero qué oficio pueden aprender ahí los muchachos, si tan solo van a sacarle punta al lápiz, a los clores a “calar” que las plumas rayen, acomodar carpetas, cartulinas, cuadernos etc. que no es ningún oficio ni beneficio.

Y la que también cobra como Servidora de la Nación sus buenos pesotes  lo es Josefina Tejada Zamarripa, quien siendo originaria de Bustamante se alejó de su pueblo al dedicarse a moler nixtamal en un molino que obtuvo de un proyecto productivo y lo instalo en la colonia Modelo de ciudad Victoria.

Pero ahora que se le dio la encomienda de ser Servidora de la Nación con un sueldazo regresó a Bustamante y no está cumpliendo con su labor de servir y ayudar a la gente ya que los está condicionando a que si siguen al partido Morena se les enlista en los padrones  de bienestar social y si no ella misma le dice al representante del gobierno federal en Tamaulipas (J.R) para que los borre del padrón de beneficiarios, será coincidencia…. lo que hacía el PRI, ahora lo están haciendo los de Morena.