La magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mónica Aralí Soto Fregoso, exhortó a mujeres y a hombres a fomentar la cultura de la denuncia cuando se registre violencia política contra el sector femenino, pues “son más los costos de callar”.

“La denuncia hay que fomentarla, si bien tiene muchos costos para una mujer, son más los costos de callar”, dijo la magistrada y reconoció que quienes imparten la justicia electoral, aún tienen desafíos para hacer efectivos los derechos político-electorales de las mujeres.

En el conversatorio “Violencia política de género en los procesos electorales de la tercera circunscripción” junto con Maday Merino Damián y Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo, consejera presidenta y consejera del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, en el marco del Día Internacional de la Mujer que se celebró el 8 de marzo, dijo que la agenda de género requiere un fuerte impulso a nivel local.

En el Tribunal Superior de Justicia, en el contexto del #DíaNaranja, para la erradicación de la violencia contra las mujeres, Soto Fregoso consideró que es en el ámbito municipal y en los partidos políticos donde se requieren mayores esfuerzos para hacer realidad la paridad de género.

Maday Merino Damián, consejera presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, coincidió con Soto Fregoso en que los focos rojos se encuentran en los municipios y en los partidos políticos.

En entrevista, Soto Fregoso afirmó que favorecería contar con un marco jurídico que detecte e inhiba la violencia política contra las mujeres; dijo que ve condiciones para que el Congreso de la Unión lo apruebe.

 

Al encuentro acudieron las consejeras electorales locales de Chiapas, Laura León Carballo; de Campeche, Fátima Gisselle Meunier Rosas; de Veracruz, Eva Barrientos; de Quintana Roo, Thalía Hernández Robledo; de Yucatán, María del Mar Trejo; Nayma Enríquez, de Oaxaca y de Tabasco, Rosselvy del Carmen Domínguez.