Tránsitos contra los jodidos

Desde hace días hemos seguido las acciones perniciosas que han puesto en boga los Agentes de Tránsito de la capital del estado. Nos dimos a la tarea de indagar el proceso de construcción de estereotipos por parte de los agentes viales y el modo en que detienen a quienes consideran infringen la ley y el reglamento, lo hacen mediante la observación y luego les marcan el alto

Los Automovilistas siguen reportado prácticas negativas de los tránsitos.

Una de las prácticas que han puesto en vigor los agentes viales es que para conculcar la ley forman grupos de entre dos y tres elementos quienes se esconden en lugares donde los conductores no los perciben pero al aproximarse el vehículo el elemento sale de forma sorpresiva y marca el alto al conductor de la unidad; al chofer se le multa…¡debido al exceso de velocidad…! bajo el argumento de que se trata de una zona de constante paso peatonal, o simplemente porque no trae puesto el cinturón o le falta alguna luz o placas vencidas, cualquiera pretexto es bueno para el cohecho.

Desde hace algunos días personal acreditado del periódico “el decidor” organizó un recorrido por la ciudad, las cámaras pudieron ubicar a elementos de vialidad realizando ese tipo de situaciones sobre el boulevard Rotaria, antes denominado hombres Ilustres; en ese punto los agentes detuvieron a un conductor quien manejaba un automóvil modesto con quien discutieron por espacio de varios minutos, y finalmente accedió a untarles la mano porque era más convenirte que pagar las multas inconstitucionales que cobra esta dependencia municipal.

También se observaron agentes realizando ese tipo de prácticas en la avenida la Paz, ahora denominada Adrián Avilés, en el boulevard Adolfo López Mateos, por avenida Praxedis Balboa entre otras, en ese punto operan agentes mujeres, quienes se ocultan detrás de vehículos estacionados para sorprender a los choferes.

Todos estamos a favor de la legalidad, sin embargo a los agentes viales siempre los hemos visto aplicar infracciones a conductores de automóviles que tienen una antigüedad de más de 10 años con relación al último modelo, empero jamás nos ha tocado que los “politransitos” le hayan marcado el alto a un vehículo de lujo, ¿será respeto o temor a perder la chamba?.

Es importante señalar que las unidades viejas alguna falla traerán, empero, esas personas conducen esos vehículos porque no tienen otro y en realidad se demuestra, que por necesidad los utilizan y no se vale que los< jodan los Tránsitos> y es que la gente de pocos recursos paga la infracción o la mordida sin solicitar la influencia de algún alto funcionario, por ello, se aprovechan, y es que, los ricos lloran más que una magdalena si los infraccionan, piden “chiche”, para que no les apliquen la multa, y hasta exigen que los cesen, quizá por ello los Tránsitos mejor han optado por no molestar a los conductores de autos nuevos y por el contrario se ensañan con los jodidos, al fin estos no lloran ni los crucifican ante el jefe..

Se agotan los mantos acuíferos en Tula

Alcalde de Jaumave cumple a estudiantes de telesecundaria