Con la finalidad de dar apoyo a las personas que tienen la desgracia de perder un ser querido, la alcaldesa Maricela Rodríguez González, dispuso  recursos del municipio para la construcción de un velatorio.

Pensando en la incomodidad que se vive en algunos hogares que tienen el infortunio de perder a un familiar, la edil expropio una pequeña porción del terreno donde anteriormente se ubicaban las oficinas del PRI, para construir un velatorio que estará disponible para todas las familias que requieran por extrema necesidad  de este inmueble.

Se contará con salas de velación  en la que se construye un infraestructura diseñada y preparadas para que los familiares  despidan a sus difuntos.