kilo

Durante130 años, el kilo, representado por un cilindro de platino e iridio conservado en Francia, ha dado valor a la masa y peso de objetos en todo el mundo; sin embargo, ahora será sustituido por una constante matemática que redefinirá lo que es exactamente un kilo.

 La Oficina Internacional de Pesos y Medidas (BIPM, por sus siglas en francés) dio a conocer que a partir de mayo de 2019 esta unidad será representada por la constante de Planck (h) de la física cuántica y que seguirá siendo usada en todo el mundo, ya sea para dosificar medicamentos, cortar rebanadas de jamón, pesar un bebé o en maquinaria industrial.

La unidad seguirá siendo la misma, es decir, se seguirá hablando de kilos; sólo cambiará su definición que se sustentará en constantes fundamentales de la física cuántica y no en objetos arbitrarios.

Aunque estos cambios no nos afectarán directamente (como cuando compremos algo en el mercado o nos pesemos) serán de gran importancia para investigaciones científicas que requieren un elevado nivel de precisión en sus cálculos.

El dato: Desde la instauración del Kilo en 1889 hasta la última valoración en 2017 la BIMP dio a conocer que el kilo original perdió 50 microgramos, debido a que en todos esos años se pierden átomos  y moléculas de aire.

Ahora el kilo, representado por la constante de Planck (h), será medida por una balanza de Watt, de la que existen pocas en el mundo.